Curso de Edición de Genomas CRISPR/Cas9: Diseño, Evaluación, Aplicación y Propiedad Intelectual

Acosemillas participa en el Primer Curso Nacional de Edición de Genomas para la Agricultura del CIAT, llevado a cabo de la semana del 13 al 16 de Diciembre. El evento de carácter teórico-práctico proporcionó información conceptual importante sobre NBT´s y en especial sobre CRISPR/Cas9 para conocer las aplicaciones de esta herramienta innovadora del Fitomejoramiento.

dibujo11-1

PERO QUÉ ES NBT´s  y CRISPR/Cas9?

Por sus siglas en Inglés New Breeding Techniques- NBT´s, las Nuevas Técnicas de Reproducción se refieren a las herramientas y métodos utilizados para desarrollar nuevas variedades con mayor precisión y rapidez. Las innovaciones en el fitomejoramiento no pueden ni reemplazarán las prácticas tradicionales, simplemente aumentan la gama de herramientas disponibles para los fitomejoradores.

ISF: http://www.worldseed.org/our-work/plant-breeding/plant-breeding-innovation/#about-pbi

Su impacto radica en la posibilidad de poder dirigir cambios en secuencias específicas del material genético, un enfoque diferente al efecto aleatorio producido por ejemplo por agentes radioactivos.  Su desarrollo inició con Zinc Finger Nucleasas (ZNFs), luego los Transcription Activator-like Effectors Nucleases (TALENs) y recientemente Clustered Regulatory Interspaced Short Palindromic Repeats/associated protein 9 (CRISPR/Cas9. Manual de protocolos de Laboratorio de Plataforma de Transformación Genética, CIAT 2016. https://ciat.cgiar.org/es/noticias-2-2/edicion-de-genomas-tan-facil-util-y-seguro-como-suena

En el mundo la comunidad científica a la fecha ha probado CRISPR/Cas9 con mucho éxito en especies vegetales como Arabidopsis, Tabaco, Soya, Tomate, Arroz, Maíz, Trigo y Sorgo (Jian et al.2013; Song et al. 2016; Samanta et al. 2016). Su alcance  y aportes a la generación de nuevos productos comerciales han puesto de manifiesto la relevancia de establecer los parámetros regulatorios que permitan hacer eficiente su implementación (Wolt et al. 2016).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *